miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿Cómo es un entrenamiento personal?

Para ilustrar a nuestros lectores, les remitimos a esta entrevista publicada en el diario "La Voz de Galicia". En ella, el entrenador personal Piti Pinsach explica los pormenores de esta modalidad que hace furor en los gimnasios. En Gimnasio Marbel puede disfrutar de este servicio a precio muy asequible, sin necesidad de ser el presidente de la Xunta de Galicia.


Piti Pinsach, director de entrenadores personales: «Lo nuestro es un servicio de lujo»


De su trabajo depende el éxito de grandes políticos, actores o empresarios; no son para todos los bolsillos; pero tienen la capacidad de transformar a la gente

Por Nacho Mirás Fole
La Voz de Galicia (12/5/2008)

Desprende tanta energía que solo con hablarte te carga las pilas y casi te arranca el coche. Piti Pinsach Ametller (Bañolas, Gerona, 1958) es un catalán afincado en la isla de Toralla, en Vigo, que se gana la vida en una profesión poco conocida, pero a cuyos servicios recurren, sobre todo, quienes disponen de dinero para costearlos. Grandes políticos, empresarios o actores tienen detrás a un tipo como él. Son la reducida y selecta parroquia de los entrenadores personales.

-¿En qué consiste exactamente su trabajo?
-Lo que hago es formar profesionales del entrenamiento personal en toda España. Acabo de regresar de Brasil, donde he dado un curso a más de doscientas personas. Ahora me voy a la Universidad de Educación Física de Lérida... Estoy especializado en ejercicio físico y salud, hice el doctorado en Morfología Médica en la Universidade de Santiago.

-Vale. Pero a mí me suena a una cosa de ricos...
-Francamente, sí, es un servicio de lujo, con toda seguridad. La sociedad sabe que el ejercicio físico es sano, y nuestras instituciones lo promocionan: circuitos al aire libre, pabellones municipales por treinta euros al año... Luego tienes los gimnasios y, después, estamos nosotros, el entrenador personal que puede ir al gimnasio al que tu vas, o a tu casa. También puede ser que el entrenador tenga en la suya su propio estudio de entrenamiento personal, que es lo que estoy haciendo yo. ¿Quién va a venir a mi casa? Personas seleccionadas.

-No me extraña, cobrando como cobran la hora a precio de camarón...
-Te explico. Es cierto que hay entrenadores personales que están por ahí y cobran una miseria. Pero la responsabilidad que significa este trabajo exige que esté bien pagado. Te pongo un ejemplo: tú puedes ir a una peluquería de lujo o hacer que la peluquera venga a tu casa, a cualquier novia le viene la peluquera a su casa, pero ¿a qué precio? Pues esto es así, un servicio de lujo. Si vas a un abogado y le haces una pregunta, por media horita te va a cobrar noventa euros. [...]

-Vamos a poner que me toca la lotería y quiero ponerme cachas. ¿Cómo hago?
-La primera entrevista con los clientes la hago yo siempre. Ahí marco objetivos, veo cómo está el cliente, le hago un test de valoración funcional a nivel de porcentaje de grasa, la cantidad de masa ósea, muscular... Y soy claro: quizás no se pueda conseguir lo que pretende el cliente, pero quizás sí. Entonces soy yo el que hago la prescripción de ejercicio físico para su objetivo, su patología o lo que tenga. A partir de ahí, le paso a uno de mis entrenadores personales, a partir de 60 euros la hora, hasta 120.

-Y un catalán como usted, ¿ha encontrado mercado para este servicio en un lugar como Galicia?
-Sí, pero muy poca gente tiene un entrenador personal. Te puedo decir quién no lo tiene y debería. Por ejemplo, el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijoo. Me lo encontré en un gimnasio en Vigo y enseguida me di cuenta de que un tío de este nivel no puede estar entrenándose solo. Cualquiera de su estatus debería tener a su lado un entrenador que incluso le aparte las «moscas»...

-Aznar tenía uno muy famoso...
-¿Te acuerdas? Pero en España, el sector está poco regulado, no es como en Brasil. En Galicia también hay algunos empresarios que lo tienen.

-Cuando recurren a ustedes, ¿lo hacen por salud o más por estética, por aparentar?
-Puede haber las dos cosas. Lo que engancha es lo bien que se encuentran, la energía que consiguen. Fíjate en los grandes políticos a nivel mundial, todos tienen a alguien detrás en el aspecto físico, que les controlan el nivel de estrés, la alimentación, que les hacen cuidado del cuerpo y de la mente. Si haces eso, el cliente rendirá mejor. También sabemos prescribir ejercicio para patologías. Y te diré que el entrenador personal es algo que causa adicción. [...]

-¿Sirven para algo los aparatos de electromusculación o es todo teletienda?
-Yo tengo mucho escrito sobre eso. Un electroestimulador de menos de trescientos euros puede servir para quitar un dolor, para endurecer la musculatura... Pero esto es como los coches, los más caros son más efectivos. Pero es una técnica compleja, necesita asesoramiento y los resultados son muy, muy grandes.

No hay comentarios: